No todo es trabajo

laotraagenda2Entre 2006 y 2011 fui muy activo con mi blog personal [La Otra Agenda], dedicado a la denuncia social y a visibilizar noticias que pasan desapercibidas en la agenda mediática. En 2006, cuando lo creé, apenas empezaban a surgir los movimientos de alterinformación en internet. (Ahora hay muchos enlaces que no funcionan porque decidí no renovar el dominio que daba forma a todo el contenido, laotraagenda.com).
Disfruté mucho esta etapa, incluso me entrevistaron en otros medios y me invitaron a los primeros eventos de blogueros influyentes.

Se suele decir que tener experiencias emprendedoras y de compromiso social como adolescente es la mejor influencia para la vida futura. Desde niño formé parte de movimientos juveniles e incluso presidí con 16 años la Asociación Juvenil Di No, que creamos entre amigos de la misma edad. Publicábamos nuestra propia revista, entrevistábamos a famosos, organizábamos actividades de ocio saludable para chicos y chicas de nuestra edad, campeonatos deportivos, cineforums…
Me hace reir verme ahí en esos años, tan redicho, serio y responsable. Qué tiempos aquellos.

En aquellos años participé además en la primera experiencia (y fallida) de TV local en Aranjuez (Telemotín). Emitimos durante unas semanas y muchas cosas fracasaron, pero el experimento fue enriquecedor y hubo mucho aprendizaje.
Estaba metido en montones de cosas a la vez: en el comité organizador del Maratón de Fútbol Sala Aranjuez-Tien21; en un terrible grupo de teatro que nunca llegó a estrenar; en la tertulia literaria; en el grupo de debate…

airecomunicacion_logoMientras cursaba mi Máster de TV Educativa formé parte del grupo fundador de la Asociación Aire Comunicación, asociación formada por profesionales de la Educación y de la Comunicación dedicados a la Educomunicación o educación en materia de comunicación de la que todavía formo parte.

Y con especial cariño recuerdo también la producción que hicimos cinco compañeros de clase, un documental titulado “Ni somos iguales ni somos diferentes” que fue ganador del premio especial en el XI Certamen Nacional de Vídeo no Profesional de la AICA en el año 2001. Se concibió como proceso de comunicación educativa: el propio proceso de producción fue motivo de reflexión y mediación educativa y una vez realizado continuamos con la devolución a los protagonistas y otros jóvenes para continuar reflexionando. Allá va: